The past is a foreign country. They do things differently there.

viernes, julio 25

Artemisa Pimpante (o la alegre viajera)

Caminaba por la carretera desierta que bajaba de Santa Fe directamente hasta el Periférico. Traía en las manos la canasta con las hojas secas que alguien me dio (por más que trato no puedo recordar quién fue) y no podía dejar de contemplarlas mientras recordaba como me había suspendido en el aire la última vez que las comí. Estaba en un hotel con varios amigos, pero sólo recuerdo a Elsy. Se veía muy asustada desde arriba. Yo flotaba suavemente sobre el lobby y Elsy me observaba pasmada sin poder articular palabra. No se cuánto tiempo había pasado desde eso, pero ahora estaba yo sola… sola con las hojas secas en mi canasta de palma seca. Había algo más en la canasta, semillas o algo así, pero se suponía que yo sólo debía comer las hojas, así que no podía poner mi atención en nada más. Seguía caminando, con la ilusión de llegar pronto al Periférico y tomar un autobús directo a Teotihuacan. Pero el camino se me hacía demasiado largo y la espera se volvía insoportable. Miraba las hojas. Miraba el camino. Recordaba volar. Entonces en un impulso incontenible de probar lo místico, tomé una pequeña hoja y me la metí a la boca sin permitir que ningún pensamiento se cruzara con mi intención contemplativa. El amargo saturó mi lengua (bueno, la parte que sabe lo amargo) y cerré lo ojos. No se si seguí caminando o me detuve… pero cuando pude abrir los ojos otra vez, entre nubes, descubrí Teotihuacan en toda su magnificencia. Una vista panorámica de una ciudad de hace cientos de años lo llenaba todo. Con edificios de piedra enormes en distintos niveles, pirámides espectaculares (la del Sol y la Luna... pero más espectaculares de lo que las recordaba)… todo de color naranja. Calles estrechas por donde no caminaba nadie. Y yo volaba. No podía pensar en cómo había llegado ahí, ni me había dado cuenta que mis ojos no habían vuelto siquiera a pestañear desde que estaba en el aire, hasta que la fuerza del viento los resecó y sin darme cuenta, los cerré. Al abrirlos de nuevo, me encontré en lo alto de una torre desde donde podía observar toda la ciudad. Estaba pasmada (como Elsy cuando me vio volar). Mientras se me llenaba la vista de belleza, pensaba en la potencia de la hoja que me comí… -debe ser mucho más potente que lo que comí en el hotel- reflexioné. Y todavía me quedaba una canasta llena! Podría tener aún muchas experiencias como esta. Cuando sin pensarlo mire hacia abajo. Estaba demasiado alto y me dio vértigo. Muy asustada (como Elsy cuando me vio volar), agarrada hasta con las uñas de la piedra en la que estaba (que curioso… como Elsy una vez lo estuvo…), buscaba desesperada una forma de bajar al siguiente nivel, que veía demasiado lejos como para saltar (no se, eran como 100 metros, o 20… o cinco…). Abría y cerraba los ojos una y otra vez tratando de activar lo que fuera que me había llevado hasta lo alto para que me llevara a otro sitio, pero no funcionaba. De pronto un grupo de turistas con su respectivo guía pasaban por debajo de mí, recorriendo admirados las calles estrechas por donde (ahora si) caminaban (algunos). Grité. –Ayúdenme por favor-… pero no me escuchaban. La verdad es que no estaba gritando porque me daba pena y, tratando de conservar la calma, sólo lo decía un poco fuerte. Se me quitó la pena (del miedo que tenía) y ahora sí empecé a gritar. –BAJENME DE AQUÍ!!!!!- -AYUDA!!!- y cualquier cantidad de palabras de las que uno usa cuando ya no sabe como pedir ayuda, tipo: auxilio, socorro, y así… Los turistas me veían con cara de: por qué grita? o what the hell means “socorro”?. Entonces el guía, un viejito con gorra de poli y un gafete que decía “guía” (que cambiaba de palabra cada vez que yo lo leía, pero me quedé con la primera palabra que leí) me empezó a regañar y a decirme que me bajara de ahí…

つづく

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me ha sorprendido gratamente y me ha encantado tu blog.
Saludos desde el sur.

Javier dijo...

Andreita espero que tengas un bonito fin de semana lleno de mucho trabajo y mucha satisfaccion, cuidate mucho y disfruta de todas tus experiencias
hasta pronto
tqm

david dijo...

what the...??!?!?!?!?!