The past is a foreign country. They do things differently there.

viernes, junio 6

El cumpleaños de René

Hoy fue… o más bien, ayer fue (que voy siete horas adelante ahora) el cumpleaños de una de las personas más importantes de mi vida: mi papá René. Digo mi papá porque los últimos dos años ha sido una figura paterna en mi vida. Un gran amigo que se preocupa por mí, me aconseja, me cuida, me regaña cunado la riego, me motiva a seguir mi camino, me cocina… incluso a veces hasta me ha dado mi domingo… sin importar el día de la semana.
No tengo un regalo para él, de hecho ni siquiera puedo darle un abrazo cumpleañero justo el día en que cumple… 30 (dejémoslo así) (aunque sí le canté sus buenas mañanitas a capella… y me regaló el deseo de su velita del pastel). Es por eso que decidí que cada cosa que hiciera hoy la iba a hacer en su honor.
Me levanté (en honor a René) como a la 1 de la tarde, que para mí es bastante tarde, pero me di permiso con la excusa del jet-lag… y del cumpleaños de René, por supuesto. Estuve en la casa vocalizando y cantando, y después fui con Fermín (amigo de mi hippiprimo Alex que llegó de México el domingo) a comer con una amiga suya un bocadillo de berenjena, provolone y albahaca (delicioso). Después fuimos al super a comprar provisiones porque en el refri sólo había tomate frito y mantequilla (sobreactuo un poco), y algunas cosas para calmar mi obsesión por la limpieza (que para mi gusto falta un poco en el departamento). Una vez cubiertas las necesidades básicas de comida y detergente nos fuimos a comer unos pinchos y tomar unas cervezas por algunos bares curiosos de Barcelona con otros amigos de la banda. Han de saber que de cada 5 personas que veo en la calle, sólo una habla español. Escucho de todos los idiomas por todas partes. El 90% de la gente trae rastas (por lo menos una), tatuajes y piercings por todas partes (me veo tan normal!). Flecos super cortos, cabezas rapadas y pelos parados son el paisaje de las Ramblas. Platiqué en mexicano y en argentino (esa plaga que está por todo el mundo, por lo visto!) sobre cómo llegué aquí, qué me gustaría hacer y que ilusa soy al pensar que me quedo sólo por el verano (eso me dicen). Finalmente, después de dos cañas (cerveza), cuatro pinchos variados, un mojito y una Quilmes, estoy de regreso en departamento disponiéndome a dormir. Se supone que mañana Fermín y yo nos levantaremos temprano para ir a correr por la playa, que si no me pongo a hacer algo de ejercicio en poco tiempo rodaré Rambla abajo. Todo sea en honor a René por su cumpleaños.
Hoy sentí mucha nostalgia, supongo que es normal. Me parece que estoy soñando, un sueño al que no le agarro aún el gusto por que es temprano. Siento que mañana me voy a despertar en mi “capilla” con olor a incienso…

1 comentario:

René dijo...

te extra;o muchisisisisisisisisisisismooooooooooo (el ";" es una e;e, es que estoy la compu de alan y tiene el teclado en ingles, pero por mas que quise, no encontre ningun caracter que se paraeciera al sonido de la ";")