The past is a foreign country. They do things differently there.

sábado, septiembre 6

El sueño de Armoise

Soñaba Armoise, sirena de largo rojo pelo rojo y muy rizado, que estaba en una pecera muy grande en un quinto piso. Soñaba con cabelleras enredadas, con besos con gusto a vino tinto, con palabras divinas que se hacían susurros, con nubes blancas que estaban por llegar y con luz que lo inundaba todo… Despertó sobresaltada porque la cremallera de su larga cola de pez se le había atorado en una escama cerca del ombligo y le lastimaba. Buscaba apresurada en el buró algo con qué secarse una única y prudente lagrima que el suceso le había ocasionado, cuando descubrió contrariada que su caja de kleenex-alga (que recordaba perfectamente haber dejado en su sitio, porque Armoise es muy pero muy obsesiva con ese tipo de cosas) había desaparecido misteriosamente durante su sueño. Decidió no darle más importancia al asunto y, después de arreglar la cuestión de la cremallera y el ombligo, volvió a prisa a dormirse para llegar justo a tiempo para el desayuno.

1 comentario:

Eileen dijo...

Wow. Escribes increíble. Ya te lo había dicho, no?
Yo también quiero ser sirena!! Pero recientemente pura pesadilla, carambas. Acabo de publicar una de ellas en el blog, de hecho. Pásele a ver, marchanta, sin compromiso.

Y yo voté por que sí parles català-aprender siempre de todo. SIEMPRE.
Becho!